sábado, 10 de marzo de 2007

Ahora si somos hijos del desierto!

Mauritania





Hola hola desde el calorcito de Nuakchott. Solo 39 de maxima y nosotros como si nada, de aqui de toda la vida!
Y es que Mauritania y su desierto {que muchos dicen que no es pa tanto] nos han curtido un rato... Segun dejas Marruecos, lo primero que uno se encuentra es un campo de minas-tierra de nadie atravesado por diferentes trazas en la arena que se supone te conducen al puesto fronterizo mauritano. Solo son 5 km, pero a nosotros nos basto para perdernos! La segunda fue el encuentro con los militares. Mientras esquivabamos a los cientos de moscas dentro del chamizo donde estaba el militar encargado de dejarnos pasar, tambien teniamos que poner nuestra mejor sonrisa para decir que NO ibamos a dejar mas dinero del necesario... No se cuantos controles pasamos antes de llegar a Nouadhibou.
Desde alli fuimos al parque nacional del Banc d'Arguin, un poco por la nueva carretera que llega a Nuakchott y un poco por pistas de arena. No vimos muchos pajaros, pero pasamos una noche preciosa en una playa solitaria reservada pa los ministros. Lo unico fue que a la manana siguiente...el coche no arrancaba. Pedir auxilio en el desierto tiene su cosa. Menos mal que habia unos "hombresdejarrelson" cerca y fuimos capaces de detectarlos alla a lo leeeeeeejos y vinieron raudos a salvarnos: unos polis franceses instructores de la poli local.





Con la mosca detras de la oreja y con mucho cuidado llegamos a NKT y fuimos a un taller especializado, o sea, un tio y su destornillador. El caso es que encontro el problem (al menos parte de el): un cable de la bateria quemado por contacto con el motor. Total que cambiamos el alternador que se habia estropeado a consecuencia y seguimos, ahora felices, a meternos al desierto por Atar.... y que es lo que pasa??? pues que nos volvemos a quedar tiraos!!! Ooootra visita a otro taller especializado y ahora ooootra bateria nueva (estropeada por el cable quemado).








Aun con todo un enjambre de moscas detras de la oreja, nos fuimos al desierto. Tuvimos la enorme suerte de que el destino cruzara nuestro camino con el de Hayan, un tio indescriptible, sirio de nacimiento que nos ha cuidado como a hijos. El es guia y viajaba con una pareja inglesa -Judith y Paul, dos viajeros empedernidos superjuveniles a la edad de 65 anos; un ejemplo a seguir- y nos "invito" a seguirle por las dunas en lugar de ir por la pista normal, para llegar a unas antiguas ciudades caravaneras preciosas, Chinguetti y Ouadane, y a unos oasis lindos lindos como Tanuchert donde dormimos bien abrigaditos bajo las estrellas (que por la noche hace fresco... hasta algo mas de la cuenta!). En Chinguetti fuimos a una biblioteca donde nos ensenaron libros unicos de hace mil anos y vimos un eclipse total de luna que no figuraba en nuestro programa. Esta ciudad santa del islam es patrimonio de la humanidad pero nadie se anima a poner dinerito para que no se destruya. En fin.
Ademas, Antonio ha tenido un master en conduccion dunar y desatasco del coche bajo el sol abrasador muy muy bueno; vamos, que empiecen a temblar esos del dakar!!!
Cuando regresemos a casa habra que pensar en una excursion con los que nos apuntemos por estos lares...

Y ahorita estamos otra vez en NKT con un nuevo temita en el coche, pero ya no os lo cuento, que hasta yo me aburro!
Manana hay elecciones presidenciales... solo se presentan 20 candidatos... que entretenido, no?
Dentro de una semana entraremos en Mali, creo que alli si que vamos a pasar calor de verdad.
Besos para todo el mundo y hasta dentro de no-se-cuanto

3 comentarios:

Kike y Mariaje dijo...

En verdad os digo, que si teneis tantos problemas, aqui, el dos de julio se os espera con los brazos abiertos.
El Kike, Maria Jesus y mis padres que han venido hoy.
Besos y, tened en cuenta lo dicho arriba.
PD: Así los callos serán en plato y no en mano.

Moni dijo...

me acabo de crear un blog de esos, no tengo ni idea de lo que es pero lo he hecho yo sola, en fin. Ayer estuve con la abuela y los paapas, todos bien un beso de Moni

Álvaro dijo...

Antonio,

Parece que el tronchacadenas no es suficiente para el desierto...

Lo de dormir permanentemente en el piso de arriba de una litera tiene que dar yuyu. Haced que os revisen los palos de amarre.

No contéis por allí cómo vivimos por aquí, no vaya a ser que se solucione repentinamente el problema del sáhara.

Pues disfrutad del invierno más cálido de la historia.

Ya veo que estás exportando la idea de quitarse el burka para ducharse.

Un fuerte abrazo y no corráis demasiado. Álvaro