sábado, 11 de agosto de 2007

Namibia, la favorita de los dioses

De los dioses y de las diosas, porque desde los pechos desnudos llenos de ocre de las himbas y sus minifaldas hasta las carnes blancas llenas de mantequilla de cacahuete de las turistas europeas me han impactado. Porque Namibia lo vale. Es una experiencia erótica para los sentidos, sobretodo para el del gusto, porque los supermercados Spar están mas a la altura del Hipercor que del DIA. Pero también para la vista, porque entre carne magra y carne ocre aparecían animales de esos que dicen que son salvajes, aunque yo siempre he creído que eran varios chinos dentro de un cartón piedra desde que vi el como se hizo de la película “Tigre y Dragón”. Lo del oído es también bastante excitante. Que te venga una estupenda mujer del Kalahari (los llaman Sam, como al tío de América) haciéndote ruiditos con la boca, como los que hacíamos cuando éramos jóvenes para atusar a las muchachas casaderas (ellos los llaman chasquidos), me parece una experiencia de lo mas excitante. Es como volver a tener la testosterona a flor de piel.
Del tacto…las mujeres himba alucinaban con mi calvicie en la cabeza. Y la tocaban. Alucinaban con mi brazo peludo (les explicaba que el pelo se me había caído al brazo). Y lo tocaban. Alucinaban con mi espalda llena de pelos. Y la tocaban. Hasta ahí puedo escribir….
El olfato…el Braai….es lo que llamaríamos en España “barra libre de barbacoa”, pero nada de panceta ni chorizo de oferta. Carne de bestias salvajes. Come y calla, no sea que al final descubras que es gato. Aunque los que tienen el olfato más desarrollado son los himbas. Creí que estaba presenciando un exorcismo cuando en una cabaña himba vi a una paisana humeándose la entrepierna. Me dijo que era para atraer a los hombres. Me acordare para siempre cuando me lleve un pedazo de bacalao ahumado…. a la boca.
Namibia fin

2 comentarios:

Sergio y Nico dijo...

Hola ! Somos Sergio y Nico, los calvos. Vuestro blog esta muy bien y las fotos impresionantes asi que os hemos recomendado en nuestro blog jeje. Nosotros seguimos con la mala racha: la carretera chula del cabo estaba cerrada por mal tiempo y hemos visto solo un pinguino jaja. Eso si hemos visto avestruces correteando y cientos de ponjas (japoneses) gritando de admiracion en el cabo. Os mandamos un saludo y que tengais muy buen resto del viaje. Hasta pronto ! http://sergionico.blogspot.com

pililopfri dijo...

¡Menos mal que habeis salido de Namibia! Ya veía a mi Anita pidiendo el "divorcio" y a Tonet quedandose para siempre por esos lares. ¡Ay, estos hombres es que no pierden su "sentido del Humor".
Harton de besos.